Entrevista laboral

Simplicidad es la máxima.


Partiendo del conocimiento de las realidades organizativas y del comportamiento humano, no se trata de la utilización de complicadas metodologías, sino que desde la simplicidad de una relación cercana y una colaboración estrecha y honesta tanto con la Organización como con el Candidato, intentar CAPTAR LO ESENCIAL de cada uno y, dado que el interés es mútuo, ver si pueden llegar a estar alineados.

Aún con la ayuda de pruebas psicotécnicas, la selección de personas no es una ciencia exacta, por ello no podemos quedarnos en la superficie de las cosas. Atendiendo a la singularidad de cada uno, debemos ANALIZAR Y EVALUAR EN PROFUNDIDAD, de manera exhaustiva y con el mismo ESMERO que un artesano en su taller, no sólo la capacitación técnica y la dotación intelectual de un Candidato, fortalezas y potencial, sino también valores, inteligencia emocional, forma de ver, de hacer, de estar, de comunicar…